Asociación Española de Profesionales del Coaching Ontológico

Dominios de actuación

Desde el Coaching Ontológico proponemos que las personas son observadoras que se definen desde lo que les sucede en tres dominios:

  • Corporalidad: posturas físicas, gestos, movimientos, respiración, forma en que me paro en el mundo.
  • Emocionalidad: comprende las emociones y los estados de ánimo. Las interpretamos como predisposición para la acción. Son los estados cambiantes, la rabia, el resentimiento. Ej. Si estoy en la rabia hay cosas que no voy a observar y la interpretación que le daré a lo que me pasa, con esa emoción no me permitirá cambiar las acciones que deseo tomar, en las relaciones interpersonales. Además produzco resonancia en el sistema límbico de otras personas, invitando a otros/as a alejarse de mí.
  • Lenguaje: permite hacer distinciones: sacar algo que estaba en un trasfondo y ponerlo en primer plano. A partir que tengo distinciones puedo intervenir.

Estos tres dominios mantienen un principio de coherencia y, por tanto, deben considerarse por igual en las intervenciones de Coaching Ontológico para que los cambios sean efectivos y duraderos.